Búsqueda personalizada

Enlazame!!

raccoonartegotico

Create your own banner at mybannermaker.com!

Visitas!


contador blog
Ir arriba
Ir arriba

raccoon.jimdo.com

GÓTICOS

Quienes somos? Que pensamos? Que queremos? Realmente todos los góticos vestimos de negro? En que o en quien creemos?

El miedo y los horrores son de lo más indispensables si se desea conocer en realidad al ser humano en su plenitud. Tal vez la ignorancia en la ciencia del conocimiento humano se deba al falso pudor de quienes no se han atrevido a escribir sobre de ello. Encadenados a sus prejuicios y temores, se limitan a relatar puerilidades que todo mundo conoce, sin aventurarse a bucear en los siniestros laberintos, plagados de fantasmas, del alma humana, ni a describir y a comunicar sus descubrimientos a sus semejantes. 


Los góticos sí lo hemos hecho y lo hacemos, mas no todos. La prisión de la vida que delatamos es la imagen de la soledad de un universo habitado por las monstruosas criaturas que atormentan al espíritu. Los góticos somos en el fondo el símbolo de la incomunicación, de alcanzar una comunicación imposible, de reflejar toda esa pesadez que es la vida, todo el orgasmo que son los sentimientos, pero que tal parece nadie capta.  En todo caso, los señalamientos que caen sobre los semejantes se convierten en placeres para nosotros. 

Los góticos proponemos que el miedo sea sacado de lo oculto y lo irrelavantemente convencional y elevado a la realidad obscura del destino humano. El conocimiento científico nos ha enseñado que el mundo es discontinuo; que la noción de vida no es más que un existir entre los momentos de un tiempo dividido y que éste se transforma del sueño a la vigilia. Así, el aspecto último del mundo y del conocimiento es la muerte: un saber del que se puede obtener un placer ignoto. Así el gótico busca esa convivencia con uno mismo, esa escape de la cotidianidad, ese experimentar al máximo los sentimientos. 

La filosofía gótica es difícil de entender, puesto que esta está allí pero cada quien la interpreta como la entiende y como la siente. Entonces se tratará de explicar brevemente y sencillamente. 

El gótico refleja que la sociedad nos tiene oprimidos y sojuzgados a un sistema nihilista y totalitario el cual no nos deja ser y nos quiere tener alienados, así se podría decir que estamos muertos, a pesar de que estamos vivos; solo estamos condenados a morir ya que es para lo único que nacemos y lo único seguro que tenemos, así el gótico trata de despojarse de todo eso y experimentar y encontrar en uno lo que la sociedad  y el mundo no dan, esos sentimientos, esa alegría y esa sonrisa de decir hola. El gótico refleja esa soledad que tiene la gente a pesar de estar rodeada por mas gente. De esa muerte que nos espera a cada momento en cualquier lugar. El sentir los sentimientos al máximo, sea cual sea este y que en cualquier momento podemos morir. 

La sociedad reprime la expresión de sentimientos, a menos que sea con fondos comerciales, así que el gótico refleja esa indiferencia a la vida y a los sentimientos, a la belleza a lo efímero a lo etéreo a lo mágico a lo humano, esa indiferencia que se convierte en armagedon interno de emociones y sentimientos, en un éxtasis emocional propio. 

El vestirse de negro, el maquillarse, el tener muchas perforaciones o tatuajes es por estética, por mostrar algo que nos gusta y que nos hace ver bien, cuando en nuestra sociedad los modelos estéticos de belleza los dan la televisión y no el gusto personal. En todo caso cada vestimenta, tipo de maquillaje, perforación, tatuaje etc. etc. solo tiene un significado y ese es un significado personal. 

El gótico es en pocas palabras dolor, miedo, angustia, sátira y soledad. Es en realidad una forma de vivir marginalmente en este  mundo. Es hacer de la vida lo que se desea, sin tener que involucrar a otros que no nos entiendan, es tolerar la existencia y libre pensamiento, es crear libremente lo que se crea conveniente, es eyacular mentalmente con el orgullo de saber lo que se está haciendo, es en realidad una forma de vida, una manera de pensar. 

El gótico es muerte pues es lo único justo, es la mitad entre el paraíso y el infierno, no hay cosas buenas ni malas, es lo objetivo, es la muerte, lo real, lo único seguro de todo,  no-dios, no-diablo, no amo, no esclavo la muerte es la única manera de salir con los honores propios. 

El gótico es miedo, pues la humanidad lo causa por sí misma. 

El gótico es angustia y desesperación por no poder convencer al mundo de sus errores y no poder hacer entender al hombre que nos estamos asesinando los unos a los otros, que no hay justicia, que estamos cansados de eso, hartos de no poder vivir y que nos tenemos que refugiar en nosotros mismos para gritar, para vivir, para sentir, para ser, para gritar “¡ya no puedo más!" Y entonces aislarnos de ellos y hundirnos en una depresión para siempre, en una soledad en compañía. 

El gótico es un sueño en el que podemos ver nuestras fantasías y hacerlas realidad... a nuestra manera. 

Gótico es pues el poner la existencia del hombre frente a las dos realidades más absolutas e ineludibles de nuestra realidad: la vida y la muerte.

A partir de nuestra cosmovisión, podemos decir que efectivamente tenemos un código moral y estético.
En cuanto al primero, que describe nuestra forma de vida, ser gótico es primero estar lejos de todo prejuicio, cada ser humano es distinto entre sí por lo cual todas sus preferencias son respetadas siempre y cuando se mantenga el respeto a la vida del otro.

Para nosotros el pecado es un concepto inexitente, pues significa aplicar una misma ley a seres humanos distintos, la igualdad en este sentido es algo repulsivo pues se vuelve en una forma de escandarización. Nosotros creemos, sin embargo, que tenemos algo de iguales en el echo de que la muerte nos espera invariablemente a todos.

Por esto entender que la vida es lo único es el poder ver que estamos aquí, que no podemos perder vida en convencionalismos superfluos pues el tiempo no es compasivo, la muerte llegará. Vivir la vida con la mayor intensidad implica el entender primero que el ser humano es un ente que tiene en sus formas la capacidad de experimentar el placer más inmenso a través de múltiples expriencias: toleramos la libertad sexual, las así llamadas perversiones. Por otra parte estimulamos la creación artística en todas sus variantes pues en esas formas el hombre puede cumplir con la misión del vivir: alcanzar la plenitud en la creación.

Por otra parte, la indiferencia hacia los esquemas convencionales significa que existimos primera y necesariamente como individuos, cada quien tiene su propia naturaleza y son nuestras diferencias lo que nos da la posibilidad de vivir plenamente, pues así sabemos que finalmente somos cada uno de nosotros quien hará su vida un arte o una repetición monotona.

Por esto no podemos decir que seamos inmoralistas, pues no toleramos todas las cosas del hombre: no nos gusta el igualistarismo, ni creemos en el ideal de una sociedad fundada en valores comunitaristas, el hombre es individualidad pura en lo más íntimo de su existencia. Pretender hacerlo más social que individual es una destrucción de su identidad y la pérdida de su posibilidad de ser libre en el mundo. Además, no nos gusta la idea de la vida ascética, pues implica la negación de las potencias del ser humano en beneficio de una forma inexistente de la existencia.

Para nosotros la virtud está en darse la libertad de disfrutar climáticamente las cosas que la vida va ofreciendo a cada instante, en el enfrentamiento al dolor que invariablemente aparece en la vida, pero hay virtud donde el dolor se goza al lado de la alegría, es el vivir con igual intensidad y afirmar con igual valor los dos aspectos de la existencia: el dolor y la dicha. El ideal ético es entonces el que permite crear en medio de la contingencia de las emociones y de lo azaroso de la vida.

La pregunta por Dios y lo trascendental y metafísico es relevante para toda cultura y está puesta para nosotros en un plano diferente a si existe o no. La cuestión de Dios, muy importante desde luego, está presente en la visión gótica. Por un lado, habemos los góticos ateos, en donde la falta de Dios es una realidad más dentro del absurdo de la existencia, a falta de él, es como enfrentamos la vida: sin un camino establecido, en la soledad más profunda. Sin embargo, hay góticos teístas, inclusive cristianos, para los cuales, sin embargo, Dios es algo tan trascendente que nunca se hace notar en la vida. Siendo sinceros, yo no sé cómo poder combinar el gótico con el teísmo, por eso no analizaré más éste punto.

Así se entiende que nuestra "negatividad" y nuestro aspecto sombrío no es otra cosa que el estar alejado de la candidez de los hombres convencionales que hacen de su vida una repetición monótona de un molde establecido antes de nacer que en realidad no existe.

La estética gótica expresa nítidamente el culto a la muerte, pero a través de la vida, no es un deseo de que la muerte llegue, sino que es simplemente la realidad absoluta de la vidad, y hay que vivir con ello. Por eso para nosotros la belleza está en todo aquello que nos hace volver la mirada del alma a las formas oscuras de la realidad, donde la muerte, su omnipresencia, es el sentido en sí de la vida y con ello del mundo: sus fuerzas ocultas, casi místicas, pero siempre en el plano de lo que para la concienca moral convencional le parece como sombrío. Por eso lo viejo, lo aparentemente extraño, que revela el paso de ser a no-ser pero que finalmente sigue ahí, como parte de la eternidad, pero puesto en la oscuridad, tras las sombras del falso "progreso".

Ahora veamos el simbolismo de nuestra expresión:

El color negro en la sociedad contemporánea. Tenemos que acercarnos a las palabras de Jung, "El Negro es el lugar de las germinaciones, es el color de los origenes, del comienzo, de las impregnaciones, de las ocultaciones, en su fase germinativa antes de la explosion luminosa del nacimiento..."

El negro es el color de la substancia primordial de la materia prima, de la indiferenciación al que se le atribuye un sentido de obscuridad. Pero tambien es simbolo de la no manifestacion y de la virginidad primordial, y en este ultimo sentido lo encontramos simbolizado en las Virgenes Negras medievales, la Piedra de la Meca, etc.

Esta es la dicotomía entre la vida y la muerte a la que el hombre finalmente está expuesto.

Por otra parte, el negro representa pena, dolor, soledad, tristeza, destrucción y muerte. Es la ausencia de la alegria (es decir de otros colores), la presencia atmosférica de la muerte, que es el final, la nada presente en cada instante de la vida.

La cruz Egipcia, Ankh, es el símbolo de la vida eterna, que incluye al reino de los muertos como parte inseparable de la vida para que se pueda hablar realmente de eternidad. El gusto por los cráneos, las gárgolas y demás objetos similares, reflejan ese gusto por lo viejo y lo raro, lo sombrío de lo humano.

Raccoon 2009